UGT pide respeto para los trabajadores y las trabajadoras del sector de la hostelería

El vicepresidente de Meliá Hotels Internacional y presidente de Exceltur, Gabriel Escarrer, calificó el colectivo como “personal de baja cualificación”.

El sector de Hostelería y Turismo de la FeSMC-UGT pide al vicepresidente de Meliá Hotels Internacional y presidente de Exceltur, Gabriel Escarrer, respeto por los trabajadores y las trabajadoras del sector después de que durante la inauguración del X Foro de Liderazgo Turístico Exceltur , que tuvo lugar la semana pasada en Ifema, el máximo responsable de Exceltur -que aglutina 28 grandes grupos turísticos- pidiera al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “unos mínimos elementos de flexibilidad” que, de ser anulados, “para un sector tan estacional e intensivo, con personal de baja cualificación, podrían tener consecuencias muy graves para el empleo en el turismo”.

Desde las secciones sindicales de UGT de Catalunya en la compañía Meliá no entendemos ni comprendemos como su vicepresidente puede hacer estas afirmaciones. Escarrer dirige una compañía con más de 40.000 trabajadores y trabajadoras del sector de la hostelería en todo el mundo., Y según las encuestas de satisfacción el “factor humano” es el mejor valorado de la compañía. Por lo tanto, los trabajadores y las trabajadoras no son de ninguna manera “personal de baja cualificación”, sobre todo cuando son los mismos clientes quienes manifiestan todo lo contrario.

Por esta razón exigimos al vicepresidente de Meliá y presidente de Exceltur, Gabriel Escarrer, más respeto para los trabajadores y las trabajadoras de la hostelería, ya que somos profesionales y cualificados, desde el departamento de recepción hasta el de pisos. 

Muchos de los profesionales que trabajan en sus establecimientos provienen de universidades de prestigio, con titulaciones superiores. Este comentario desafortunado es del todo inaceptable, así como el desprecio que día y noche tienen que sufrir los trabajadores y las trabajadoras de la hostelería, que están cobrando sueldos irrisorios además de tener una difícil conciliación familiar y personal, mientras los empresarios del hostelería no cumplen ni respetan el 75% de los convenios.

Desde la coordinadora de los hoteles del grupo Meliá en Cataluña y en representación de todas las secciones sindicales de UGT de Catalunya en esta cadena hotelera pedimos que el vicepresidente de Meliá mida sus declaraciones y respete el trabajo de miles de trabajadores y trabajadoras que han hecho mayor la empresa que él representa.