UGT no firmamos el preacuerdo del Convenio de Mayoristas de Alimentación de Cataluña

la Patronal y CCOO suscriben un preacuerdo que UGT no firma porque considera que este nuevo convenio no avanza en derechos y condiciones de trabajo,

Anteayer, 10 de diciembre, la Patronal y CCOO suscribieron un preacuerdo que UGT no firmamos porque consideramos que este nuevo convenio no avanza en derechos y condiciones de trabajo, no cumple los criterios en materia salarial que establece el Acuerdo de Empleo y Negociación Colectiva (AENC) y el Acuerdo Interprofesional de Cataluña (AIC), no incorpora mejoras en permisos retribuidos, no incluye medidas que fomenten la conciliación de la vida laboral, personal y familiar, y no establece la recuperación del poder adquisitivo perdido en años anteriores.

Desde UGT siempre hemos estado en disposición de participar y llegar a un acuerdo en este convenio, por eso presentamos una plataforma conjunta con CCOO, con unas expectativas superiores al contenido del preacuerdo y de acuerdo con la situación del sector, con dos premisas, la primera, un convenio que avanzara en derechos y, la segunda, unos incrementos salariales por encima del 2%.

Al no cumplirse estas dos premisas, consideramos que es un mal preacuerdo. Las condiciones pactadas por CCOO y la Patronal son las siguientes:

  • Vigencia 2 años (2019-2020)
  • Incremento 2019: 2% con efectos 01/01/19
  • Incremento 2020: IPC 2019 + 0,5% (esto lo sitúa, según las previsiones, en un incremento del 1,2%)
  • A partir del 2.021 ningún salario estará por debajo de los 14.000 euros brutos.
  • Se deja para marzo de 2020 iniciar la negociación del nuevo convenio donde se tratará el tema de mejorar permisos retribuidos y valorar la nocturnidad y horas extras para el territorio de Tarragona.
  • Incorporación de textos de la AIC.

Desde UGT, creemos que el preacuerdo firmado por CCOO es un claro retroceso en los intereses de los trabajadores en general, y en particular en sus condiciones económicas para el segundo año de vigencia (2020) y, también valoramos que se desperdició una gran oportunidad para mejorar las condiciones de trabajo de los trabajadores y trabajadoras del sector de mayoristas de alimentación de Cataluña.