“Tolerancia zero” contra la violencia y el acoso sexual en el centro de trabajo

Carmen Casín, camarera de piso y delegada de UGT en el sector de Hostelería y Turismo del sindicato, ha intervenido en la jornada organizada por FeSMC-UGT Catalunya sobre acoso sexual o por razón de sexo en el centro de trabajo, celebrada, ayer, en Barcelona.

Casín explicó cómo ha tenido que ver y sufrir situaciones muy delicadas para las que nos están preparadas, ni formadas, ni existen protocolos de prevención, “situaciones en las que las camareras de piso hemos tenido que soportar a clientes en estado deplorable, insinuaciones de tipo sexual, agresiones, robos, etc”. La delegada de UGT reconoció que esta problemática no es exclusiva de los hoteles, donde trabaja ella, sino que extrapolable a otros muchos entornos de trabajo.

Según comentó en su intervención, el estudio de violencia de género contra las mujeres de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea del año 2014, afirma que el 90 % de las víctimas de acoso sexual son mujeres y un tercio de las situaciones de acoso sexual contra las mujeres tienen lugar en el centro de trabajo. También citó un artículo de El Periódico de Cataluña en el que se afirma que “más de 20.000 catalanas sufren acoso sexual en el trabajo cada año, lo que supone un 11,9 % del total de los casos” y solo se denuncian un 8%.

Protocolos de prevención

“Los protocolos de acoso sexual y laboral en algunos casos son muy generales, un corta-pega, aunque afortunadamente hay empresas como la cadena Meliá que a nivel internacional desde 1992 tiene actuaciones muy buenas en este terreno; o el hotel Princesa Sofía, aquí en Barcelona, donde tienen un protocolo muy mejorado, negociado por la representación legal de los trabajadores”, comentó la representante de FeSMC-UGT.

En este sentido, Casín reconoció que “lo deseable sería la implantación de dichos protocolos, y una mayor formación del personal de las empresas de forma obligatoria, tal y como se está haciendo actualmente con los planes de igualdad”. En todo caso, Casín denunció que hay que mejorar estos protocolos, especialmente en la protección del anonimato de la víctima que lo denuncia y tomar medidas inmediatas, mientras se verifica la información sobre una situación de acoso, como trasladar a la víctima a otro puesto de trabajo.